Cinturón de seguridad, historia de la patente que fue regalada

Cinturón de seguridad, historia de la patente que fue regalada

Cinturón de seguridad, historia de la patente que fue regalada

El cinturón de seguridad es un invento que ha permitido salvar muchas vidas, algo que en su momento resultó un negocio lucrativo, pero, que ahora forma parte de las patentes históricas más resaltantes, no solo por su utilidad, sino porque fue una patente regalada.

Así es, la patente del cinturón de seguridad fue regalada, porque según su creador, el objetivo era salvar vida. Conoce más acerca de este noble gesto, esta historia te resultará fascinante.

Historia del cinturón de seguridad

Antes de profundizar sobre la patente del cinturón de seguridad que fue regalada, hablaremos un poco acerca de la historia de este increíble invento.

  • Uno de los pioneros en la invención del cinturón de seguridad es George Cayley, un ingeniero inglés que inventó un cinturón de seguridad que sería utilizado en aeronaves, todo esto ocurrió a finales del siglo XIX.
  • Será en 1885 cuando se registrará la primera patente de un cinturón de seguridad. Fue el neoyorquino Edward Claghorn el inventor del cinturón de seguridad que se ajustaba a una parte fija del móvil usando unos ganchos.
  • A mediados del siglo XX los coches que se comercializaban tenían un cinturón de seguridad de dos puntos, este solo rodeaba la cintura del conductor, es básicamente similar al que aún se usa en los aviones.

El problema con este cinturón de seguridad era que ante un accidente se producían lesiones en la columna vertebral que podían llevar a la parálisis. Así mismo, la hebilla que este cinturón tenía en el abdomen también generaba lesiones.

En base a estos problemas, se llevará a cabo la invención del cinturón de seguridad con  3 puntos de sujeción, que hoy aún sigue siendo utilizado.

Acerca de la Patente regalada del cinturón de seguridad de  3 puntos

El inventor del cinturón de seguridad con 3 puntos fue el Sueco Nils Bohlin, quien en 1958 se incorporó a la empresa VOLVO, un año después, inventó un sistema que permitía sujetar el cuerpo humano de una manera muy eficaz y segura.

En 1959, la patente de este invento fue concedida bajo el número US304362. Ese mismo año Volvo introducirá en sus coches Amazon y PV544 este nuevo cinturón de seguridad, para ellos la invención fue tan importante, que decidieron liberarla, lo que permitió que cualquier fabricante de coches pudiera hacer uso de este en sus coches.

Esta historia de la patente del cinturón de seguridad que fue regalada, es una muestra de que cuando el bien común es el objetivo, no debería haber limitantes. Un tema interesante actualmente, donde el tema de la liberación de las vacunas es uno de los más polémicos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies