La identidad de una marca.

La identidad de una marca define quién es realmente la marca y cómo es percibida por su público objetivo. Es decir, los atributos y elementos identificables que la componen y cómo son percibidos e interpretados por las personas que entran en contacto con la marca. La identidad es la esencia de la marca.
Consta de dos aspectos: la personalidad de la marca y la imagen de la marca.

– La personalidad es el conjunto de características que han sido cuidadosamente elegidas para la marca, o lo que es lo mismo, quién ha decidido ser la marca, cómo la marca se ve a sí misma y cómo quiere ser vista por los demás.

– La imagen de marca, sin embargo, es la manera en que la marca es vista por las personas que entran en contacto con ella. La imagen de marca se desarrolla en la mente de las personas, a través de las percepciones que genera la forma en que la marca se proyecta a sí misma y cómo se relaciona con su entorno y sus grupos de interés. La imagen, es la interpretación pública de la personalidad de la marca.

Un claro ejemplo de lo que estamos hablando sería Coca Cola, con su nuevo look nos quiere dar a entender a los consumidores de que cualquiera de sus productos sigue siendo Coca Cola, dando lo mismo que sea light, zero, sin cafeína… Coca Cola vuelve al rojo.

 

 

COCA COLA